”Context to context”, el método Communicate

EL PROBLEMA

La enseñanza tradicional de un idioma moderno se centra en la gramática y el vocabulario, con algún apartado sobre la pronunciación. A continuación, se propone trabajo complementario en las cuatro destrezas (las comprensiones escrita y oral, las expresiones escrita y oral). A nuestra manera de ver, esto lleva con frecuencia a una visión sólo parcial de la comunicación, que viene a ser el objetivo habitual del estudio de un idioma: se aprende una gran cantidad de gramática para la que luego hay que buscar ‘un hogar’, o sea un contexto apropiado. El problema es que esto distorsiona la comunicación: no comunicamos para practicar/intercambiar estructuras gramaticales, sino para expresar significados.

LA SOLUCIÓN

Los significados se expresan mediante dos modalidades: la verbal y la escrita. Parece tener lógica, entonces, basar nuestros estudios en esta misma vía. Si parto de una conversación, termino con otra paralela; si parto de un texto escrito, termino con otro parecido. Se recoge así, de manera natural, la transferencia de habilidades que supone cualquier proceso de aprendizaje: aprendo cómo funciona esto en el otro idioma, me doy la vuelta y lo intento yo. A nuestro entender, esto refleja la vida real y una práctica integral de la comunicación. Y así es la solución que proponemos en nuestras enseñanzas:

  • Escucho un audio con un contexto concreto, trabajo la comprensión del mismo; analizo los aspectos fonéticos y lingüísticos de la intervención (monólogo o diálogo), los practico en unos ejercicios controlados y, finalmente, me lanzo a la práctica, bajo la supervisión del/a profesor/a.
  • Leo un texto para entender su mensaje/ finalidad comunicativa; analizo los componentes estructurales y  lingüísticos, los practico en unos ejercicios controlados y finalmente redacto otro texto paralelo, bajo la supervisión del/a profesor/a.

De esta forma, sé cuál es el punto de partida y dónde quiero llegar, ya que estoy trabajando desde  un contexto claro hacia otro igual de claro. De ahí que a esta solución le llamamos ‘context to context’.

¿A tí también te parece que esto tiene lógica? Pues,  ya sabes dónde acudir para que te ayudemos a que te comuniques en inglés.

¡Aquí te esperamos!

 

Share